Ayuda a las semillas de cannabis en germinación – sencillamente y efectivamente

//Ayuda a las semillas de cannabis en germinación – sencillamente y efectivamente

Ayuda a las semillas de cannabis en germinación – sencillamente y efectivamente

Ayuda a las semillas de cannabis en germinación – sencillamente y efectivamente

Probablemente mucha gente conozca el sentimiento del enojo, cuando tienes muchas ganas de cultivar una cierta variedad y por alguna razón estas semillas de cannabis de la variedad tan deseada no quieren germinar, y dentro de unos días empiezan a estropearse, pudrirse y en resumen mueren…

Como se sabe, muchas semillas de cáñamo, por desgracia, verdean con dificultades (esto depende de muchos factores: la variedad, la edad, el grado de la madurez, la condición del almacenamiento etc.). Comprendiendo perfectamente que el tema de germinación es antiguo, se discutía muchas veces en los foros y en otros sitios, quiero sólo concentrar la atención en algunos momentos importantes de este proceso, demostrando de modo evidente, de cabo a rabo mi método de la germinación de las semillas de cannabis que verdean con dificultades; este método sirve sin fallos durante muchos años. Este método consiste en “la liberación” de la radícula de todo lo innecesario ya en la fase de la semilla mojada. (¡Quiero aclarar que aplico este modo solamente a aquellas semillas de cannabis que no pueden arrojar la cáscara y dejar a crecer la raíz!)

Semillas de Cannabis Indica y Sativa

Antes de la humectación “abrimos” la cáscara, abasteciendo el impacto libre del líquido directamente a la radícula. Para esto hay muchos modos, pero no siempre es conveniente usarlos, especialmente al trabajo con las pequeñas semillas de sativa que tienen menor tamaño que las semillas de indica y las semillas de variedades autoflorecientes, por eso habitualmente uso el método sencillo y eficaz del “chasquido” de las semillas* como de las pipas – poner por el borde al diente y presionar un poco hasta el capirotazo típico:

Al hacer clic en las semillas de cáñamo

El problema y el enemigo principales de las semillas de marihuana son los microorganismos debido a que las semillas a menudo se estropean y se pudren; por eso para la desinfección preparamos la solución del agua (es deseable con el nivel de PH 6.0-7.0 o neutral) y el agua oxigenada (se vende en cualquiera farmacia): tres cucharas del agua oxigenada en un vaso de agua:

El peróxido de hidrógeno para las semillas de cáñamo

Agitamos la solución y la trasvasamos unas veces de un vaso en otro para la saturación por el aire (la aeración) y mojamos en la solución las semillas ya “abiertas” (como el resultado de la aeración se ve la multitud de burbujas del aire en las paredes y en las semillas de cannabis):

La aireación para el cannabis

Dentro de un día las semillas se hinchan, a través de las hendiduras “abiertas” en algunos lugares incluso se ven las radículas blanquecinas, pero no tienen prisa mostrar y dejar a crecer la raíz:

Los brotes de cannabis

Como se dice, «no vamos a esperar los favores de naturaleza», y, mientras las semillas de cáñamo no se hayan podrido al estar durante varios días en este estado, empezamos a “ayudarlos”. Para esto nos será necesario un mondadientes. Tomamos la semilla con los dedos grande e índice de una mano, ponemos en la hendidura abierta la uña, agarrando una mitad de la cáscara de la semilla, y por medio del mondadientes apartamos y quitamos con la segunda mano ambas mitades de la cáscara (cuando la semilla está mojada, se hace muy fácil):

Palillo de dientes para el cannabis  
Palillo de dientes para el cannabis  
Palillo de dientes para el cannabis

Luego, por medio del mismo mondadientes raemos de la radícula la película verde, liberándolo por completo (no ser puede dañar a la raíz porque todavía no ha crecido):

El uso de un palillo de dientes para raspar la película verde embrión de cáñamo  

El uso de un palillo de dientes para raspar la película verde embrión de cáñamo  

El uso de un palillo de dientes para raspar la película verde embrión de cáñamo  

El uso de un palillo de dientes para raspar la película verde embrión de cáñamo

Para la germinación posterior siempre uso los pequeños trozos de la espuma plástica por de 3-5 mm de espesor, que a diferencia de los discos de algodón son más permeables al aire, y el aire durante la germinación es tan vital para los retoños como la humedad. Mojamos la espuma plástica en la solución del agua con el agua oxigenada (¡Es importante! No usar de nuevo la solución en que se mojaban las semillas de marihuana, y preparar la solución fresca). Estrujamos bien la espuma plástica, ponemos por encima la radícula liberada del “casco” y de la película y cubrimos de arriba con el segundo trozo igual, mojado y estrujado:

El uso de la solución para el cannabis

Firmamos las variedades (si tenemos algunas), cubrimos el plato con el paquete de plástico y ponemos en un lugar cálido (con las temperaturas 25–28 grados). Liberados de “las barreras vitales” en forma de la cáscara y de la película, los germenes habitualmente se desarrollan muy rápidamente, y ya al día siguiente se puede ver el cuadro parecido:

El cáñamo sin cáscara

Otra ventaja de la espuma plástica – si el raíz se arraigará un poco, se saca absolutamente fácil y sin daños.

Otra ventaja de la espuma plástica – si el raíz se arraigará un poco, se saca absolutamente fácil y sin daños

Atravesamos el terreno con nuestro mondadientes, mostrando “la dirección” a la raíz:

Atravesamos el terreno con nuestro mondadientes, mostrando "la dirección" a la raíz

Regamos (para el primer riego siempre uso la misma solución del agua con el agua oxigenada para “la desinfección” del suelo alrededor del retoño) y cubrimos con el pequeño “invernadero” para algunos días:

5

Dentro de 1-2 días:

Dentro de 1-2 días

¡El procedimiento se desarrolla!))   Gracias a este modo sencillo yo conseguía “levantar” las semillas de marihuana no sólo de las variedades con más mas dificultades de germinación, sino también las semillas muy viejas de las reservas antiguas e incluso las semillas de cannabis que no han madurado, verdes y claras que en caso de la aplicación de los métodos habituales de germinación casi no tenían las posibilidades de sobrevivir.   Y para terminar me gustaría notar que la chica, que demostraba todo este proceso, por la primera vez en su vida tenía en las manos las semillas de marihuana, y a ella todo salió bien, entonces cualquier cultivador debe conseguir el mismo resultado.   P.S. Con las semillas de cannabis regulares, sin dificultades en geminación, hago así: Tomo el frasco regular con la tapa que se atornilla:

Banco de semillas de cáñamo

En el vaso de agua añado tres cucharas de la agua oxigenada, “chasqueo” las semillas de cannabis, las tiro en el frasco con la solución, cubro con la tapa hermética y pongo en el lugar oscuro cálido. Dentro de 2–3 días casi todas las semillas de marihuana echan sus cáscaras (se puede ayudarlas un poco porque la película no siempre se quita la misma) y todo lo que se nos hace falta es solamente poner el retoño en el suelo:

Dentro de 2–3 días casi todas las semillas de marihuana echan sus cáscaras

El complemento útil: si Ud. tiene un substrato para el arraigue en forma de los polvos, es muy útil antes de la plantación zambullir la raíz del retoño en este sustrato; no sólo protege el retoño de la putrefacción, sino acelera considerablemente su desarrollo posterior:

El complemento útil

¡No olvidamos de cubrir el retoño plantado con el pequeño invernadero (el vasito) durante unos primeros días, y todo saldrá bien!) ¡Suerte!

51
By | 2018-03-14T12:58:26+00:00 abril 1st, 2016|Germinación de las semillas|0 Comments

Leave A Comment